Habilidades que necesitan los profesionales de hoy

9 Habilidades que necesitan los profesionales de hoy

Introducción

Los actuales entornos laborales requieren de nuevas habilidades para una efectiva gestión de los negocios. A medida que se transforma el mercado, los profesionales también deben evolucionar hacia el aprendizaje de competencias que ayuden a afrontar los retos del futuro. ¿Cuáles son esas habilidades que deben aprender los profesionales de hoy?

Por ejemplo, en el ámbito de la gestión y dirección comercial, es evidente que los métodos de venta han cambiado de forma radical. Nos acercamos a audiencias más heterogéneas y donde es muy importante segmentar y definir adecuadamente los mensajes. Para ello, la formación continua y el autoaprendizaje son elementos que juegan un importante papel en este proceso de adaptación.

De la misma manera, los Departamentos de ventas han cambiado. Existen nuevas herramientas y enfoques distintos a la hora de abordar las estrategias de venta. En este sentido, quien aspire a desempeñar funciones de un Director Comercial de una empresa debe tener muy claro que las habilidades digitales, la polivalencia y la capacidad de análisis de datos serán esenciales para adaptarse y permanecer en el nuevo contexto laboral.

Cuáles son las 9 habilidades que necesita un profesional de hoy

Las habilidades de los profesionales de ventas que se practicaban en el pasado no son las mismas que las de hoy. Tengamos en cuenta que parte del proceso se ha trasladado hacia el mundo de Internet. Hoy hablamos de omnicanalidad, de segmentación de audiencias, análisis de datos y estrategias basadas en datos para tomar decisiones más efectivas y rentables.

Desde este enfoque, las acciones de venta requieren contar con profesionales que sean capaces de entender este nuevo escenario y ser partícipes activos de esta nueva dinámica.

En este artículo, te mostramos algunas de las habilidades y competencias que debe tener un profesional con perfil altamente competitivo.

Habilidades digitales

La primera área en la que es importante que un profesional se prepare está relacionada con el desarrollo de habilidades digitales. El uso de nuevas herramientas, redes sociales, otros recursos y programas informáticos de su sector le permitirá trabajar de forma activa y ser más competitivo.

Si nos vamos al área de ventas, entre algunas de las herramientas principales, se encuentra el software CRM (Customer Relationship Management). Se trata de un recurso clave para conocer a las audiencias y comunicarse con éstas de forma estandarizada y planificada.

Capacidad analítica

El análisis de datos es otra de las habilidades que deben controlar los profesionales. Vivimos en un mundo cada vez más digitalizado, donde todo deja un rastro suceptible de ser analizado y que aporta  conocimiento de valor a la hora de tomar decisiones.

Podemos mejorar nuestras acciones de venta cuando analizamos los datos, que además gracias a fuentes confiables y oportunas de Internet son extraordinariamente precisos.

Polivalencia

Los cambios tecnológicos son vertiginosos. Herramientas y tendencias que hoy pueden estar en crecimiento podrían quedar en un segundo plano dentro de unos pocos años.

El avance en las nuevas tecnologías hace que sea imprescindible que los profesionales se adapten y estén dispuestos a desempeñar diferentes papeles. Ese bagaje de conocimientos en distintas áreas les aporta un know-how que puede resultarles muy útil para su crecimiento como profesionales.

Liderazgo

Todo indica también que los profesionales que quieran crecer y ascender en su especialidad deben aprender habilidades de liderazgo. Por citar un ejemplo, un equipo de ventas consigue mejores resultados cuando trabaja de forma coordinada y con una misma motivación, liderado por una persona que tenga un enfoque orientado al crecimiento y a la mejora contínua.

Habilidades que necesitan los profesionales

Trabajo en equipo

El trabajo en equipo es otra de las habilidades esenciales que debe caracterizar a los nuevos profesionales. Incluso en entornos de teletrabajo, que a día de hoy está adquiriendo un mayor protagonismo, es imprescindible trabajar de manera proactiva con otros miembros del equipo para conseguir  resultados más óptimos.  Por ejemplo, las empresas dan especial importancia a la formación del equipo de ventas para estar estratégicamente alineados hacia el logro de los objetivos de venta con impacto positivo en la rentabilidad del negocio.

Formación continua

La formación es un factor que en la mayoría de los casos, está vinculada con el avance de las tecnologías,  las nuevas formas de hacer las cosas y  los cambios constantes en el mercado que requieren nuevos conocimientos . Un profesional puede quedarse obsoleto en pocos años si no se actualiza. Hay que se conscientes de que surgen nuevas tendencias, herramientas y formas de trabajar, impulsadas por ese desarrollo tecnológico con impacto repentino en los cambios en los hábitos de los consumidores.

Por ello, sin una formación continua, es bastante complicado que un profesional pueda llegar a ocupar puestos estratégicos importantes en una empresa. Esa formación y conocimiento puede estar concebida en diferentes programas de corta o larga duración en modalidades diversas orientadas a alcanzar niveles de especialización.

Pensamiento estratégico

Los profesionales de hoy deben tener también un pensamiento estratégico, en lugar de limitarse a realizar tareas ejecutivas. La creatividad es determinante para poder adaptarnos a contextos dinámicos,  cambiantes y, en ocasiones, con alta incertidumbre.

Para entender los cambios que se producen en el mercado o cómo desarrollar estrategias de ventas orientadas a lograr objetivos, es inevitable que aprendamos a entender el marco en el que nos movemos, conocer a nuestro cliente potencial y aprender las técnicas necesarias para que nuestro equipo pueda lograr los resultados que espera.

Escucha activa

Los nuevos profesionales deben tener también la empatía y capacidad de escucha activa necesarias para adaptarse al nuevo escenario empresarial. Se buscan profesionales apasionados y comprometidos con su trabajo, que estén dispuestos a actuar de forma asertiva y sean capaces de aportar soluciones.

Especialmente para las personas que desempeñan puestos de dirección en el área comercial, es de vital importancia escuchar a los clientes y a los equipos de trabajo para saber cómo diseñar nuestra estrategia comercial, impulsar la actividad de la fuerza de ventas u optimizar nuestros procesos.

Comunicación

Los perfiles profesionales actuales deben adoptar una actitud proactiva en la comunicación con los otros miembros de su equipo de trabajo. Esto permite que el desarrollo de los flujos de trabajo se pongan en marcha de forma dinámica.

Cobra especial importancia la habilidad para comunicarse desde cualquier lugar, utilizando para ello dispositivos móviles así como otros recursos informáticos de alta generación. Realidades como las videoconferencias se han popularizado entre las empresas, flexibilizando la movilidad de los empleados y contribuyendo a una comunicación sin fronteras.

Conclusión

Como se ha expuesto en puntos anteriores, forjar un perfil profesional atractivo para las empresas requiere de esfuerzo, determinación y compromiso personal.  La experiencia laboral suma puntos, sin embargo, hace falta contar con los conocimientos específicos sobre ciertas áreas y temáticas de especialización.

Si estás interesado en desarrollar las habilidades y competencias necesarias para desempeñar funciones en el área comercial de una organización, te invitamos a conocer el Máster en Marketing y Ventas que se ofrece en Madrid, basado en una metodología de enseñanza esencialmente práctico con el objetivo de perfeccionar los perfiles profesionales y estén preparados para hacer frente a los retos de la gestión y dirección comercial.

Sin lugar a dudas, la formación es clave para que los profesionales potencien sus capacidades, mejoren su nivel de rendimiento y contribuyan al cumplimiento de los objetivos de venta de cualquier tipo y tamaño de empresa.